El miedo es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario, también es la desconfianza que lleva a las personas a creer que ocurrirá algo contrario a lo que desean.

¿Pero qué del miedo a hablar en inglés? Bueno cada vez son más los casos de personas que pueden tener el conocimiento sobre un idioma en su cabeza, pero al momento de exteriorizarlo o hablar en público, sienten que se bloquean y todo lo aprendido se olvida.

Bueno, en este blog abordaremos algunos ítems que consideramos hacen parte del proceso de aprendizaje de un nuevo idioma y que de seguro te ayudarán un poco a perder el miedo a hablar inglés.

¿Le tienes miedo a hacer el ridículo? 

Ninguna persona en el mundo quiere hacer el ridículo, porque saben que al hacerlo están expuestos a risas o burlas que pueden mantenerse durante mucho tiempo, pero tienes que recordar que cuando emprendes algo nuevo siempre estás en un estado de riesgo, todo puede suceder y nadie está excepto a las equivocaciones. 

Si se trata de una clase en una academia de idiomas y tienes una presentación verbal, no entres en pánico, puedes equivocarte al comienzo, pero eso te ayudará a romper el hielo.

Además, con algo de tiempo y práctica vas a ir mejorando, cada lugar tiene una estrategia adecuada para el proceso de aprendizaje, solo necesitas empezar a creer en ti mismo y si el ridículo se presenta, ríete de él y avanza, eso te ayudará a manejar mejor la frustración. 

¡Todo el mundo recibe críticas… es una señal de que estás vivo! 

¿Te preocupa lo que digan los demás? Siempre recibiremos críticas de otros, hace parte de la vida, muchas personas critican o se burlan de los demás porque a veces buscan encubrir sus propias inseguridades.

Lao Tse, un filósofo chino decía “Preocúpate por lo que los otros piensen de ti y siempre serás su prisionero”, tienes que aprender a elegir qué criticas recibes y cuáles debes desechar, un docente especialista en idiomas puede corregirte, criticar constructivamente tu trabajo o una sesión de speaking, pero su objetivo es formar tu carácter y prepararte para el momento en el que tengas que enfrentar la vida en otro idioma, porque en ese momento te enfrentarás tú solo contra el mundo y necesitas saber cómo hacerlo.

¿La presión es normal? 

Claro que sí, hasta el guerrero más hábil siente temor en medio de una gran batalla, la diferencia es que él entiende que la presión de la lucha es momentánea, pues al final del combate todo habrá tenido sentido. 

Incluso muchos metales y minerales en la naturaleza necesitan presión para poder cambiar, para transformarse en algo mejor, Henry Kissinger, político y diplomático estadounidense asegura que “un diamante es un pedazo de carbón que funcionó bien bajo presión”, todos necesitamos algo de presión en ciertos momentos de la vida para poder revelar nuestro mejor potencial, lo mismo sucede con los idiomas, a veces sentirás que es tedioso, complejo y hostigante, pero los grandes cambios en la vida requieren un esfuerzo mayor. 

¿Estás listo para salir de tu zona de confort? 

Si tienes miedo al hablar inglés o si es algo que te hace sentir incómodo, lo tienes que hacer. Porque las cosas que nos hacen sentir incómodos casi siempre son las más importantes para el crecimiento personal, es lo que nos saca de las zonas de comodidad en las que llevamos demasiado tiempo. 

Salir de la zona de confort genera temor, pero tranquilo, puedes iniciar con cambios pequeños, puedes dejar de lado el sedentarismo generando nuevos hábitos, puedes empezar a aprender un nuevo idioma en un academia que te permita no solo tener una certificación real, sino que contribuya con generar cambios en tu vida, como el hecho de salir a caminar o desplazarte de un lugar a otro, que te brinde la posibilidad de interactuar con más personas, de relacionarte y socializar. 

¡Siempre lo puedes hacer mejor!

Aprovecha todas las herramientas que tienes a tu alcance, persiste y continúa aprendiendo, cada día puedes ir mejorando, puedes avanzar a tu ritmo sin necesidad de compararte con otros, debes entender que cada persona tiene su propia manera para aprender.

Lo importante es que tengas metas diarias que te lleven a avanzar, puedes iniciar repasando tus lecciones, luego puedes agregar cada día una o dos palabras más a tu vocabulario, puedes incursionar en el mundo musical si lo deseas escuchando canciones en inglés, ya que con el tiempo tu oído se amoldara y empezará a reconocer más palabras, práctica lanzándote al agua en los momentos de clase y recuerda que el mejor tutor y guía para tu aprendizaje es tu profesor, así que depende de ti elegir muy bien en donde aprender inglés, pues de tu decisión depende que puedas vencer el miedo a hablar un nuevo idioma.