Francia es uno de los lugares más mágicos y anhelados por los viajeros en todo el mundo. El país posee una cultura rica e inigualable que involucra buen vino, monumentos famosos como el Arco del Triunfo, el Panteón y la emblemática Torre Eiffel, museos históricos, moda y hermosos paisajes que descrestan a cientos de turistas cada año.

El idioma francés es una lengua romance, hablada aproximadamente por 274 millones de personas, es a su vez el noveno idioma más hablado del mundo y el único, junto con el inglés, que se habla en los cinco continentes.

Si eres de los que se enamoran con el paladar en lugar del corazón, hay una gran noticia. Esta es una de las razones más deliciosas para aprender francés y más después de saber que en el año 2010, la gastronomía francesa quedó entre las cuatro mejores gastronomías Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El motivo principal por el que muchos estudiantes deciden estudiar francés es porque aspiran a estudiar y vivir en Francia, ya que algunas universidades francesas ofrecen becas para estudiantes colombianos que quieran realizar estudios tanto de grado como postgrado, máster o doctorado.

Música, arte, cine y mucho más.

La música francesa no solo habla del amor, a través de la inmigración y el desarrollo colonial los franceses se han visto altamente influenciados por lo ritmos latinos, africanos y también asiáticos que han enriquecido enormemente el estilo musical, sin dejar de lado a grandes figuras como Edith Piaf, Charles Aznavour, Mireille Mathieu, Gilbert y Salvatore Adamo.

Pero, con el paso del tiempo la literatura también ha tenido una larga e importante relevancia a nivel mundial, con escritores ilustres y destacados como Julio Verne, Alejandro Dumas, Rabelais, Víctor Marie Hugo, entre otros.

Francia ha sido uno de los países más influyentes en el desarrollo del cine en el mundo. Se asegura que los hermanos Lumière fueron los que inventaron el cine, logrando un giro inesperado en el mundo del espectáculo y el entretenimiento. No obstante, el magnífico francés Georges Méliès sería el encargado de inventar cientos de técnicas que engrandecieron el lenguaje cinematográfico, obteniendo en 1902 la primera película de ciencia ficción Le Voyage dans la Lune (El viaje a la Luna).

Hablar francés te abrirá las puertas a la cuna de grandes y vanguardistas corrientes artísticas, de allí provienen las primeras manifestaciones de la pintura con los yacimientos prehistóricos del valle del Vézère, declarados patrimonio de la Humanidad. Los franceses también fueron los creadores del estilo rococó con pintores como Watteau, Boucher o Fragonard y además, posee el Museo del Louvre, uno de los más importantes del mundo ubicado en París.

Pero no podemos dejar de lado la arquitectura francesa que permitió la construcción de una gran variedad de iglesias y monasterios en todo el país, entre los representantes arquitectónicos más famosos están la Catedral de Notre Dame y la Abadía de Saint-Germain-des-Prés, ubicada en Paris.

Estas son solo algunas de las razones más fascinantes y variadas de por qué aprender francés, pero si lo que más te atrae es su pronunciación debes tener en cuenta que esta lengua y el español tienen grandes similitudes que te sorprenderán y te ayudarán a aprender mucho más rápido el idioma del amor.